Policial

Caso Ámbar: Comenzó el juicio contra Manuel García Queirolo

El imputado habría abusado de la adolescente entre el 2016 y el 2020. La fiscal María José Bowen explicó que el acusado se aprovechó “de la situación de desamparo de Ámbar” para tomar más de 400 fotografías de connotación sexual.

 

 

 

Hoy se realizaron los alegatos de apertura del juicio oral contra Manuel García Queriolo por su presunta participación en delitos de abuso sexual a mayor de 14 años y producción y almacenamiento de material pornográfico infantil. Este material se asocia a vejaciones contra la adolescente Ámbar Cornejo, que fue hallado en el celular de imputado durante las pericias realizadas para dar con su paradero tras su desaparición el año pasado.

 

 

Cabe recordar que Ámbar se encontraba viviendo en la casa de García, acogida por su hija, tras ser abandonada por su mamá, Denisse Llanos, para irse con Hugo Bustamante. Mientras que García fue padrastro anteriormente de la joven cuando convivía con su madre.

 

 

Con respecto al material encontrado, la fiscal María José Bowen destacó que “la sábana de la cama de García Queirolo coincidía con la que aparecía en las fotos” de connotación sexual que el imputado le habría tomado a la adolescente. “La fiscalía sostiene que estas fotografías son de carácter pornográfico y al ser una víctima menor de 18 años, califica como infantil”. En esa línea, Bowen aclaró que la legislación no contempla consentimiento de parte de menores de edad para realizar este tipo de fotografías.

 

 

Bajo ese contexto, la fiscal recordó el abuso sistemático que sufrió Ámbar Cornejo a través de su vida, que tenían relación con vejaciones sexuales: “Estamos hablando de una joven que básicamente no tenía donde vivir porque su mamá se fue con un sujeto con antecedentes por homicidio y quedó abandonada” por lo que García se habría aprovechado “de la situación de desamparo de Ámbar” para abusar de ella.

 

 

El abogado Querellante, en representación del papá de Ámbar, detalló que “previa autorización judicial se retiró el teléfono celular de García” en el marco de la búsqueda de Ámbar. En ese momento, se desató una segunda artista de su caso. En esa línea, destacó el abogado que el imputado estaba en conocimiento de la historia de vulnerabilidad de la joven.

 

 

Por su parte, la defensa argumentó que no existen hechos vinculados al imputado por los que se pueda optar a una condena, según los principios del derecho. Con su declaración, concluyeron los alegatos de apertura.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: soychile