Regional

Diputado Lagomarsino oficia a Ministerio de Salud tras tomar conocimiento que los pacientes de Labios Leporinos no fueron considerados en la construcción del nuevo Hospital Gustavo Fricke.

Diputado Lagomarsino oficia al Ministerio de Salud para que de cuenta de las medidas que se están tomando para resolver las listas de espera tanto quirúrgicas como de especialistas de los niños y niñas de labios fisurados a nivel regional y nacional. Tras tomar conocimiento de que estos pacientes no fueron considerados en la nueva infraestructura del Hospital Gustavo Fricke.

 

 

 

 

 

El presidente de la Comisión de Salud, Tomas Lagomarsino. Se reunió con las representantes de las Madres de Pacientes de Labios Fisurados “Me reuní con las Madres de Labios Leporinos que se atienden en el antiguo hospital Gustavo Fricke y que están muy preocupadas producto de que, si el día de hoy se cierra el hospital antiguo, ellos no están considerados ni el nuevo hospital que ya está en funcionamiento, ni en el proyecto de segunda etapa”. Además, las madres representantes de pacientes que se atienden en el Hospital Gustavo Fricke recalcaron también su preocupación manifestando que “Si el hospital antiguo cierra mañana, cientos de pacientes a nivel nacional quedaran a la deriva”

 

Así lo mencionó María José Santana una de las Madres representantes, quien también agrego que “No nos consideraron en la construcción del nuevo hospital, no nos quieren dar espacio en el hospital nuevo, solo darán tres box en el Cae (Consultorio adosado de especialidades), situación que no considera a la cantidad de especialistas necesarios como Fonoaudióloga, Odontopediatra, psicólogo, cirujanos y kinesiólogo. Por eso estamos dando esta lucha y llegamos al doctor Tomas Lagomarsino, para que nos ayude.”

 

también mencionan que se verían afectadas si se cierra el antiguo edificio, dejando a más de 850 niños sin tratamiento integral, el cual requieren hasta los 18 años, aumentando así significativamente las listas de espera “En una semana más, o en dos días más, el director del hospital puede decir; se cierra el Hospital antiguo. Y van a quedar todos los niños y niñas a la deriva”. Indico la representante de Madres de Niños y Niñas de Labios Fisurados, María José Santana.

 

Andrea Olivares, quien viene desde la región de Magallanes a atender a su hija de 4 años, que también padece de síndrome de Robinow. Menciona que en su región no hay especialistas que vean estos tipos de patologías “Para nosotros es importante que sea considera la unidad de Labios Fisurados en la segunda etapa de la construcción del del nuevo hospital, ya que necesitamos la atención de los especialistas (…) una operación de forma particular puede costar más de diez millones de pesos y no tenemos esos recursos”.

 

Es por lo anterior que el representante del distrito 7, tomó la decisión de oficiar al Ministerio de salud “Vamos a oficiar al Ministerio de Salud para que dé cuenta, de las unidades de fisurados en nuestro país; las listas de espera y todas las medidas que se están adoptando para agilizar la resolución de estas. Estos niños y niñas son pacientes muy importantes y que, además, tienen muchas problemáticas. No solo por las cirugías que requieren, sino que también, fonoaudiológicas, bulling en el colegio y el sistema público. Hoy el Hospital Gustavo Fricke no le puede dar la espalda.