Nacional

Esval refuerza su compromiso con el desarrollo sostenible en el Día Mundial del Medio Ambiente

La sanitaria realiza diversas acciones para resguardar el entorno, como el uso de energías limpias, la recuperación de ecosistemas, disminución de huella de carbono y la disposición benéfica de lodos, entre otras iniciativas.

 

 

 

 

 

  • En la Región de Valparaíso, anualmente se descontaminan más de 148 mil millones de litros de agua, que son saneados y se devuelven a ríos o cauces naturales.

 

 

Valparaíso, 5 de junio de 2022.- En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Medioambiente, el gerente regional de Esval, Alejandro Salas, reiteró el compromiso de la sanitaria por seguir avanzando en el desarrollo sostenible y una gestión respetuosa con el entorno.

 

“Estamos trabajando en diversos ámbitos porque entendemos que nuestra labor va más allá del servicio de agua potable y alcantarillado. Nuestro desafío es aportar cada día al desarrollo regional y brindar una mejor calidad de vida a sus habitantes, lo que pasa también por ser una empresa que tiene conciencia ambiental y donde uno de los pilares de nuestra gestión es la sostenibilidad”, dijo el ejecutivo.

 

Salas detalló que “contamos con 29 sistemas de tratamiento a lo largo de la Región de Valparaíso y anualmente, descontaminamos más de 148 mil millones de litros de agua, los que son tratados y se devuelven saneados a ríos o cauces naturales. Por otro lado, realizamos más de 15 mil controles de calidad de agua potable al mes, para garantizar que cumpla con las exigencias de la norma y su consumo sea seguro. Además, todos nuestros procesos están certificados bajo la norma internacional ISO 14001-2004, lo que permite mejorar nuestro desempeño ambiental”.

 

Entre las acciones que desarrolla la sanitaria en el ámbito medioambiental, se destacan:

 

  • Restauración ambiental del Tranque La Luz (Placilla de Peñuelas): instalación de biorrollos que permiten proteger al “Sapito de Cuatro Ojos” (especie amenazada en el país) y favorecer el crecimiento de especies vegetales existentes en esta reserva.
  • Plantas fotovoltaicas (Santa María): habilitación de 760 paneles solares que han logrado reducir más de 170 toneladas de CO2 al año, disminuyendo en un 65% la huella de carbono en los recintos de Mendocita y Chepical.
  • Disposición benéfica de lodos: reciclaje de material generado tras el tratamiento de aguas servidas para reutilizarlo como fertilizante natural, generando beneficios a suelos agrícolas. Ya se ha aplicado con éxito en predios de Zapallar, Papudo y Casablanca.
  • Gestión de agua no contabilizada (ANC): índice que ha mejorado 8,82 puntos porcentuales en la última década, equivalentes a recuperar 15,5 hm3 al año (volumen que abastece a más de 86 familias, aproximadamente).
  • Emisión del primer bono verde y social de largo plazo: con el objetivo de financiar proyectos de abastecimiento de agua potable, infraestructura resiliente, saneamiento de aguas servidas, acceso a servicios básicos y eficiencia energética.