Nacional

Giorgio Jackson reconoce que posible triunfo del Rechazo complicaría el programa del presidente Boric

Durante el domingo se conocieron dos encuestas que mostraron aumentos en la intención de voto para la opción Rechazo en el plebiscito de salida para el 4 de septiembre.

 

 

 

 

 

 

El mayor cambio lo exhibió la encuesta Plaza Pública Cadem, donde un 51% dijo estar por rechazar el texto emanado de la Convención Constitucional, la cifra más alta hasta el momento.

En tanto, en el sondeo Pulso Ciudadano, un 44,4% de la población estaría rechazando el borrador de la Nueva Constitución.

Esto fue tema obligado de conversación en el programa Tolerancia Cero, de nuestro medio asociado CNN Chile, que tuvo como invitado al ministro secretario general de la Presidencia, Giorgio Jackson.

El secretario de Estado fue consultado sobre si fue un error tener atado el destino del gobierno del presidente Gabriel Boric al resultado que podría tener el plebiscito. Recordemos que se ha insistido en que la actual Constitución impediría algunas de las reformas que se quieren impulsar.

Al respecto, Jackson señaló que “vamos a tener que trabajar desde el 5 de septiembre cómo hacemos viable la mayor cantidad de nuestro programa de gobierno”.

Junto con ello, señaló que en La Moneda manejan encuestas sobre este tema con otros números, pero con “tendencias que se mueven similares”.

¿Por qué se aumenta la intención de voto por el Rechazo?

La autoridad también fue consultado sobre por qué cree que la gente quiere rechazar el borrador, a lo que respondió que “hay una muy mala evaluación de lo que ha sido el proceso, de los convencionales y de los episodios que han ocurrido”.

“(Esto) ha tenido mucha repercusión mediática porque es un proceso transparente, esto no se escribió entre cuatro paredes, esto ha tenido una divulgación de las cosas que pueden ser aciertos, pero también de todos los traspiés que ha habido durante el proceso”, señaló.

Finalmente, Jackson también tuvo palabras sobre la polémica del “Gabinete Irina Karamanos”. El ministro dijo que “nadie del comité político tuvo acceso a esa información hasta que se divulgó, se tematizó y se resolvió, al día siguiente, en un día”.

“Esta es una resolución que cambiaba la denominación para efectos de la comunicación entre los ministerios, pero no fue una definición política, tal como lo dijo la vocera de Gobierno”, añadió.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Maray