Internacional

Investigadores afirman que Benedicto XVI supo de abusos de sacerdotes cuando dirigía la arquidiócesis de Munich

Una investigación de la entidad alemana concluyó que el papa emérito tomó conocimiento que clérigos abusaban de menores de edad entre 1977 y 1982. «Él fue informado sobre los hechos», dijo el abogado Martin Pusch. “Creemos que puede ser acusado de conducta inapropiada en cuatro casos”, agregó.

 

Benedicto XVI supo sobre sacerdotes que abusaban de niños cuando fue arzobispo de Múnich de 1977 a 1982, concluyó este jueves un informe de la arquidiócesis, que rechaza las negaciones de larga data del papa emérito.

 

Él fue informado sobre los hechos“, dijo el abogado Martin Puschen Múnich como parte de un panel que anunció los resultados de la investigación.

 

Creemos que puede ser acusado de conducta inapropiada en cuatro casos”, dijo Pusch. “Dos de estos casos se refieren a abusos cometidos durante su mandato y sancionados por el Estado. En ambos casos, los perpetradores permanecieron activos en el cuidado pastoral.

 

Durante su tiempo en el cargo ocurrieron casos de abuso”, dijo Pusch, refiriéndose a Benedicto como cardenal Joseph Ratzinger, su nombre y cargo en ese momento. “En esos casos, esos sacerdotes continuaron su trabajo sin sanciones. La iglesia no hizo nada.

 

Él afirma que desconocía ciertos hechos, aunque creemos que no es así, según lo que sabemos”, dijo Pusch.

 

 

No está claro si Benedicto se enfrentará a cargos por el informe de abusos

 

No está claro si el papa emérito se enfrentará a cargos, dijeron los investigadores.

 

Los tribunales tienen que decidir“, dijo Ulrich Wastl, explicando que el informe no contaba con el respaldo de las fuerzas del orden ni de la maquinaria judicial.

 

Fue encargado por la propia archidiócesis de Múnich, que dio acceso a sus archivos al bufete de abogados Westpfahl Spilker Wastl para llevar a cabo la investigación.

 

La respuesta del Vaticano

 

La Santa Sede considera que debe prestarse la debida atención al documento, cuyo contenido se desconoce por el momento. En los próximos días, tras su publicación, la Santa Sede podrá examinarlo con atención y detalle”, publicó el Vaticano en un comunicado este jueves.

 

Al reiterar la vergüenza y el remordimiento por los abusos cometidos por los clérigos contra los menores, la Santa Sede expresa su cercanía a todas las víctimas y “reafirma los esfuerzos realizados para proteger a los menores y garantizarles un entorno seguro“.

 

 

 

 

Por CNN