Nacional

Las diversidades y las mujeres, el enemigo de la ultra derecha: Un recordatorio simple sobre injusticia y memoria colectiva.

Ya han pasado 2 años, desde que el medio británico BBC realizo una nota calificando a la región de Valparaíso como una zona roja para las lesbianas y las corporalidades disidentes del territorio, esto principalmente por los crímenes de odio cometidos en contra de Nicole Saavedra, María Pía Castro y Susana Sanhueza.

 

 

 

 

 

 

Mujeres que fueron asesinadas por el hecho de ser lesbianas esto ocurrido en el Distrito 6 de la región de Valparaíso.

En dichos sucesos se ha hecho énfasis en el carácter patriarcal de los asesinatos, y la omisión de la justicia en las investigaciones, caso ejemplar es el de Nicole Saavedra, caso que después de 5 años llego a su fin cuando se sentenció a Víctor Pulgar como culpable del lesbofemicidio ocurrido en Limache.

En base a esto, y a cientos de casos de crímenes de odio ocurridos en nuestro país, el día de ayer en el debate presidencial se propusieron diversos temas sobre la mesa, uno de ellos fue el de “Nicolás tiene dos papás” libro escolar que fue retirado del MINEDUC en el gobierno de Michelle Bachelet después de que los sectores ultra conservadores de derecha realizaran lobby apelando a la libertad de enseñanza y valores de las familias en su educación.

Ayer quien fuese candidato de ese sector no fue capaz argumentar su posición frente a lo que ocurre en base a la diversidad de familias, argumentando su posición “libertad de enseñanza de la familia” sin más ahondar. La misma persona argumenta en su programa un sinfín de facilidades a parejas heterosexuales y casadas, omitiendo a gran segmento de la población que no cuenta con dichas características, principalmente a familias y personas que son parte de las diversidades sexuales y de género, madres solteras, familias extensas, niños y niñas que viven con sus abuelos u otro familiar.

Lo anterior es preocupante, al igual que pensar eliminar el Ministerio de la Mujer y la Equidad de género, desconociendo que dicho ministerio existe por los compromisos internacionales que se encuentra adscrito el estado de Chile como son la Convención Belen Do Para (1994) o la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) (1989). Situando a la violencia contra la mujer como un problema social de carácter estructural. Dar este tipo de propuestas es desconocer una agenda internacional de desarrollo y de dignidad, desconociendo el carácter social de la situación de las mujeres en nuestro país e inclusive a nivel internacional.

Estas dos aristas marcan la diferencia del debate del día de ayer, del candidato de la ultra derecha quien se ha distanciado de sus pares en cuanto a su programa. Preocupa que este tipo de propuestas sean llevadas por un personalismo, preocupa además cuando se proponen eliminar derechos de las diversidades sexuales y los derechos de las mujeres, desconociendo el marco de los derechos humanos en nuestro país, mas sobre todo cuando nuestro país y específicamente la región de Valparaíso se han destacado negativamente por la vulneración de los mismo a nivel internacional.