Regional

Niños, niñas y jóvenes en situación de discapacidad se maravillaron con las atracciones del MIM.

Desde la Oficina de Diversidad Funcional del Municipio Abierto de Quilpué, se gestó esta visita que disfrutaron 12 niños, niñas y jóvenes en situación de discapacidad de la comuna. Una actividad que se suma a una serie de salidas programadas para este año y a los talleres gratuitos que se realizan cada semana.

 

 

 

 

 

Ojos abiertos, oídos alertas y manos ávidas de sentirlo todo, así disfrutaron cada segundo de la visita al Museo Interactivo Mirador los niños, niñas y jóvenes que participaron en esta salida educativa y de socialización organizada por la Oficina de Diversidad Funcional de la Municipalidad de Quilpué.

Camila Arancibia, fue una de las jóvenes que se sumó al viaje; ella, además, participa activamente de los diversos talleres que gestiona la oficina.

“Me gustó todo, doy las gracias a la Macarena por este paseo, me gustó mucho, compartí con mis amigos, con las mamás y estoy muy contenta porque vine para acá. A mí me gustó mover las cuerdas, poner casas en un temblor. Con el grupo estamos muy felices también con el tenis, estoy en tenis con la Gissela. Me va muy bien con el tenis y me gustó. Me gusta mover la raqueta, correr.”

Mónica Soto, mamá de Camila, participa hace más de una década en las actividades e instancias de participación que promueve la Oficina de Diversidad Funcional de Quilpué; en el caso de su hija, esta posibilidad es sumamente importante ya que superó la edad para ir al colegio.

“Hay niños que ya salieron del colegio que dura hasta los 26 años y no se pueden quedar en la casa, tienen que seguir participando y a ellos les gusta ir a tenis, gimnasia, teatro y a todas las formas que se pueda participar ellos van felices y cumplen, con el horario, la exigencia, y los papás estamos ahí, siempre presentes con ellos. Esto que hace la municipalidad es muy grande, es muy importante.”

La visita al MIM, se enmarca en un programa especial por vacaciones de invierno que incluye visitas a terreno como las que se estarán realizando al museo Artequín y al Jardín Botánico en Viña del Mar. La alcaldesa de Quilpué, Valeria Melipillan, instó a las familias que consulten las fechas y se inscriban en las diversas actividades y talleres que ofrece la Oficina de Diversidad Funcional.

“La Oficina de Diversidad Funcional ofrece estas alternativas para que las familias en conjunto sientan también un apoyo, tengan una ayuda. Sabemos que en general, para muchas personas, es difícil acceder a espacios culturales, deportivos, de entretenimiento y muchos otros, y con mayor razón para las personas en situación de discapacidad, por eso, si no lo han hecho, queremos invitarlos a que se acerquen a la oficina o se comuniquen por los canales disponibles, para que conozcan el trabajo que se realiza y las actividades a las que se pueden sumar.”

Aída Rojas y su hija Trinidad de 4 años, participaron por primera vez en una de estas actividades, y se fueron muy contentas.

“A la oficina llegué por el “boca a boca” como se dice, me la recomendaron. Empecé también haciendo trámites de la Trini por el carnet de discapacidad y todo eso y ahí conocimos a la Maca y ella nos empezó a integrar a esto. Es primera vez que salimos con el grupo y lo hemos pasado súper bien. Ella es la que lo ha pasado mejor. Para mí es súper rico esto porque la Trini no va mucho al colegio porque pasa enferma, entonces estas actividades sirven para que ella se estimule y aprenda más.”

Instancias de participación, acceso a la cultura y al deporte, son las que promueven los talleres impulsados desde la Oficina de Diversidad Funcional de Quilpué. Macarena Mundaca, encargada de este espacio, señala que “como Municipio Abierto, hemos estado abriendo espacios tanto culturales como deportivos para que las personas con discapacidad tengan acceso también en igualdad de condiciones. Gracias a un financiamiento del fondo nacional de proyectos inclusivos del SENADIS, estamos ejecutando un taller de teatro que tiene como fin estrenar una obra en el mes de agosto cuyo elenco va a estar compuesto por personas en situación de discapacidad. También, estamos con un proyecto innovador junto al liceo artístico Gronemeyer que es un  taller de exploración instrumental que se inició este mes y que se va a extender hasta el mes de diciembre, el plan es también poder conformar una banda, hacer exposiciones en diferentes lugares de la comuna, tenemos también talleres deportivos, tenis, baile y entrenamiento físico para personas con discapacidad y estamos buscando financiamiento externo para poder ampliar esta oferta y tener más actividades para las personas en situación de discapacidad y sus familias.”

Vicky Núñez, mamá de Benjamín de 13 años, indica que “ha sido una experiencia entretenidísima, transversal, porque al final, una viene como acompañante, pero igual termina disfrutando del museo, así que los dos lo pasamos estupendo. (..) Hemos tenido muy buena acogida de parte de la oficina hacia nosotros como papás de Benjamín, siempre las actividades están apuntadas para grandes y chicos y, en este caso, nosotros con un hijo ya adolescente, la verdad es que hemos participado desde que era pequeño y pensamos que en algún momento las actividades iban a seguir siendo enfocadas para niños, pero hemos visto que son actividades que ayudan e incluyen a todos.”

Mariela Bravo, quien también participa usualmente de todas las actividades, ya había visitado antes el museo, sin embargo, disfrutó haberlo hecho con sus amigos y amigas.

“Ha sido para mí una experiencia muy bonita, enriquecedora, conocer el museo y con las chiquillas me llevo muy bien, ha sido un viaje muy placentero. He tenido varias experiencias, pero esta vez es la primera que lo recorro completo y es mucho más grande de lo que pensaba. Me gusta aprender, conocer y he leído y conocido hartos juegos también, así que la he pasado muy bien. Aquí somos una gran familia, la pasamos muy bien con los chiquillos, compartimos, hacemos ejercicio y los profes son excelentes.”

Actualmente, la oficina de Diversidad Funcional está trabajando con cinco talleres para 20 personas cada uno. Tanto los talleres como las salidas recreativas, están enfocadas a organizaciones y familias que residen en Quilpué.

Informaciones en relación a todas las actividades que se están realizando, en las redes sociales de la Municipalidad de Quilpué, a través del correo electrónico [email protected] y en el teléfono 32 – 2186128.