Nacional

Preocupación por falla de San Ramon: Provocaría terremotos verticales no horizontales como de costumbre

En una extensa conversación con Mega Plus, Claudio Benjamín Orrego Larraín (55), actual Gobernador de la Región Metropolitana de Santiago, se refirió a la normativa del país y alertó que está pensada para sismos horizontales y no verticales, que es el que se provocaría en la Falla de San Ramón.

 

 

 

 

 

 

  • ¿QUÉ DIJO EL GOBERNADOR DE LA REGIÓN METROPOLITANA?

La autoridad se encuentra impulsando modificaciones al Plan Regulador Metropolitano, para que se prohíba realizar construcciones en la zona o existan restricciones, además de otras medidas que buscan prevenir los efectos que podría tener un terremoto en el sector.

“El 2012 nosotros como Gobierno Regional financiamos un estudio de la Universidad de Chile, que fue el primero que arrojó que la falla estaba activa. La gente hablaba de la falla de San Ramón, pero no sabía que esta es una falla activa que podría en cualquier momento generar un sismo”.

“Después, se instaló durante el Gobierno de la Presidenta Bachelet una red de sismógrafos en la precordillera y se ha ido midiendo la profundidad, la intensidad, la longitud, que son cerca de 50 kilómetros, desde el límite con Lo Barnechea hasta el límite con Pirque, y además de 300 metros de ancho”.

 

“Si bien el 55% de la superficie de la Falla tiene construcciones arriba, hay un 45% que no tiene nada construido. Entonces, podemos prevenir evitando que se construya o estableciendo normas especiales para que así se haga”.

“Los expertos, han planteado que hay que modificar la norma sísmica. Es decir, la norma sísmica chilena es muy buena, de las mejores del mundo junto con Japón, pero está pensada para terremotos horizontales producto del choque de dos capas. No está pensada para un terremoto vertical que es el que podría suscitarse a raíz de la Falla de San Ramón”.

“Con la Onemi y los municipios hay que hacer un plan de educación y también de información a la comunidad, sobre todo en las comunas de La Reina, Vitacura, Las Condes, Peñalolén y en Puente Alto, que viven cerca o arriba de la falla, para saber cómo reaccionar ante un eventual sismo”.

Respecto a la zona que ya está edificada indicó que lo importante es saber enfrentar un posible movimiento telúrico, “porque si la gente sabe que hay un tipo de terremoto que es distinto a otro, y esa persona trabaja en una infraestructura, o en un lugar que está arriba de la falla o porque vive en lugar, tiene que tener una reacción distinta”.

“Quizá lo primero que tenemos que hacer es que cuando redibujamos el Plan Regulador Metropolitano, tenemos que ser capaces de redibujar, casi como por sobre Google Maps, dónde está la falla para que las distintas personas del sector precordillerano de Santiago sepan si están expuestas a un riesgo alto, medio o bajo”.

También señaló que algunas infraestructuras, especialmente las públicas como los hospitales, van a necesitar ser reforzadas. “Desconozco si el reactor de La Reina está arriba o no de la falla, pero si lo estuviera claramente va a requerir algún tipo de reforzamiento”.

Respecto a los proyectos inmobiliarios en el 45% de la zona que no ha sido edificada, dijo: “Es muy probable que existan y es por eso que es tan importante que actuemos rápidamente”.

“Hay intereses económicos, el que tiene un terreno en ese lugar, que tiene una construcción, no quiere que se le desvalorice y quiere sacarle el máximo jugo económico posible”.

“La obligación de la autoridad no es complacer a todos los ciudadanos, sino tomar medidas, algunas de ellas que pueden ser duras, pero que de alguna manera permitan proteger la vida de las personas. Esa es la primera obligación de cualquier gobernante y en eso yo no me voy a equivocar. Yo sé que vamos a tener críticas”, concluyó.

Fuente:ElInformador