Regional

Valparaíso: Corporación Municipal duplicó su deuda durante la administración de Jorge Sharp

Así lo informó Camila Nieto, militante de Convergencia Social y presidenta de la Comisión de Finanzas, durante la última reunión del Concejo.

 

 

 

 

«La situación es de tal envergadura que lo mínimo que podemos hacer es transparentar», dijo la edil frenteamplista al finalizar su cuenta.

En la última reunión del Concejo Municipal de Valparaíso se reveló que durante la administración del alcalde Jorge Sharp –quien tomó el cargo en diciembre de 2016- la deuda de la Corporación Municipal (Cormuval) se duplicó.

La concejala Camila Nieto (Convergencia Social), presidenta de la Comisión de Finanzas, dio cuenta del acta de la sesión del 3 de mayo, fecha en la que se analizó el punto «Pasivos con los que la alcaldía ciudadana recibió a la Cormuval en el año 2016, Análisis del aumento de esta deuda en la actual administración, su planificación y la proyección».

«Se expone que la deuda con la que se recibió a la Cormuval fue de 82 mil millones de pesos, aproximadamente. Si se reajusta este monto en atención al tiempo que ha transcurrido, dicho monto ascendería a 98 mil millones de pesos», expuso Nieto.

«Actualmente, la deuda de la Cormuval asciende a casi 164 mil millones de pesos. Por lo tanto, en términos generales, la deuda habría aumentado dentro del periodo de gestión de la alcaldía ciudadana en 65 mil millones de pesos durante cinco años», señaló la edil.

DEUDAS EXIGIBLES

Nieto explicó que la gerencia de la Cormuval divide la deuda en tres criterios: deudas exigibles, deudas que son parte de operaciones mensuales y pasivos no exigibles.

«En la exposición solo se presentan de forma detallada las deudas exigibles, al considerarse las más importantes y complejas. Con todo, no se deben desestimar las deudas que son parte de las operaciones mensuales, porque afectan e influyen en la liquidez de la corporación», dijo la edil.

Las deudas exigibles incluyen a proveedores, acreedores presupuestarios, honorarios por pagar, impuestos por pagar, deudas con personal , deudas provisionales, acreedores incentivo al retiro, juicio y documentos por pagar.

«Se realiza cuadro comparativo entre (diciembre) 2016 y 2021. Destaca el aumento en 1.200 millones de pesos de la deuda a proveedores, se justifica por parte de la gerencia en atención al aumento de los precios y la demanda de servicios. Destaca la disminución en 3.400 millones del ítem deudas previsionales. En la actual administración, en términos generales, este tipo de deudas aumentaron en un 46 por ciento», sostuvo la concejala de Convergencia Social.

En cuanto a los impuestos por pagar, «en esta clasificación se incluyen aquellos impuestos que han dejado de pagar producto de facturas emitidas e impuestos relacionados a remuneraciones. En el año 2016 la deuda reajustada era de 7 mil 600 millones de pesos, en el 2021 asciende a 13.200 millones de pesos, generando una variación de la deuda correspondiente a un 42 por ciento».

«Se señala por la gerencia que el aumento en el tiempo se explica por la falta de liquidez para enfrentar esta obligación. No obstante, se han suscrito convenios de pago en forma anual con la Tesorería General de la República», relató Nieto en su cuenta.

«TRANSPARENTAR»

La edil detalló que la «más onerosa» es «la deuda previsional, y ésta sí es la deuda de arrastre. En diciembre de 2016 la cifra era de 49 mil millones de pesos y en diciembre 2021 la cifra ascendió a 108 mil millones de pesos», equivalente a un aumento de 54 por ciento.

«La situación es de tal envergadura que lo mínimo que podemos hacer es transparentar esto hacia las concejalías y nosotros, a su vez, hacia la comunidad de Valparaíso», cerró la frenteamplista.

DEFENSA DE LA CORMUVAL

Por su parte, el secretario general de la Cormuval, Eduardo Riquelme, aseguró que del total de la cifra se genera la deuda histórica de arrastre que mantiene la corporación, que está compuesta principalmente por reajustes, multas e intereses.

«Un 76 por ciento de los pasivos se generan por la deuda histórica de arrastre que mantiene la corporación. Está compuesta principalmente por reajustes, multas e intereses que derivan del no pago de cotizaciones a los trabajadores por parte de las administraciones anteriores», puntualizó el representante de esta corporación.

Es por esto que indicó que «en lo que respecta a nuestra gestión, el cumplimiento del acuerdo de pago con el IPC nos permitirá rebajar los pasivos de manera considerable. De la misma forma, seguimos trabajando en regularizar el pago de los pasivos, los que fueron detallados en la Comisión de Finanzas»

«Llamamos a no despertar suspicacias ni alertas innecesarias, porque esta situación no es ajena al resto de las instituciones similares a la nuestra», solicitó Riquelme.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Cooperativa