Regional

Valparaíso: Estudio de la U. de Playa Ancha revela contaminación fecal sobre 30% de la norma

Las muestras fueron recolectadas en puntos cercanos a la planta de tratamiento de aguas servidas Loma Larga de Esval, en el sector de Los Ventisqueros del cerro Playa Ancha.

 

 

 

 

El gobernador Rodrigo Mundaca pidió explicaciones a la sanitaria, que dijo no tener conocimiento del estudio ni de su metodología.

 

Un estudio de la Universidad de Playa Ancha detectó coliformes fecales por sobre la norma en las aguas marinas superficiales en el sector de Los Ventisqueros del cerro Playa Ancha.

 

Las muestras fueron recolectadas en tres puntos circundantes a las instalaciones de la planta de aguas servidas Loma Larga de la empresa Esval, y que abarcan el área de manejo de la caleta «El Membrillo» de Valparaíso.

 

Según el análisis, la norma es de mil unidades de coliformes fecales por 100 mililitros de agua, pero fueron hallados 1.260 en el litoral. En el área de manejo, en tanto, el estudio arrojó 92 unidades, siendo 70 lo permitido.

 

Así las cosas, «los resultados obtenidos en este estudio no serían compatibles con los antecedentes técnicos y disposición de las descargas de Loma Larga, y más bien apuntarían a una descarga de tipo litoral de orilla», indicó el director del Centro de Investigación HUB Ambiental UPLA, doctor Claudio Sáez.

 

«Esto es preocupante, considerando que el movimiento de las corrientes hacia el norte facilitaría la dispersión a través del área de manejo ‘El Membrillo’ con destino a la bahía de Valparaíso. Sugerimos continuar desarrollando monitoreos en la zona, para esclarecer responsabilidades y contribuir a disminuir el latente riesgo que existiría en la zona para la integridad de los ecosistemas y la salud humana», propuso el investigador.

 

 

GOBIERNO REGIONAL PIDE EXPLICACIONES A ESVAL

Por su parte, el gobernador regional Rodrigo Mundaca dijo que «esto da cuenta de la desprolijidad que hay por parte de la empresa sanitaria en materia de tratamiento de aguas servidas y que, objetivamente, no puede consistir en derramar precisamente las aguas servidas mar adentro, particularmente, por las afectaciones que provoca esto en bienes naturales bentónicos, y porque este tipo de prácticas se encuentra ampliamente extendida».

 

«Por tanto, lo que corresponde es pedirle explicaciones a Esval de por qué se realizan estas prácticas y por qué no se realizan tratamientos de aguas servidas que garanticen que situaciones de esta naturaleza, teniendo emisarios mar adentro, no sigan repitiéndose», dijo Mundaca.

 

El gerente regional de la firma, Alejandro Salas, replicó que «no tenemos mayores antecedentes del estudio de la Universidad de Playa Ancha ni de su metodología; por ello, nos hemos puesto en contacto de inmediato con la institución para conocer su contenido y evaluar nuestra colaboración en su investigación en el sector de Los Ventisqueros».

 

De todos modos, estimó que «podrían tratarse de descargas de terceros al mar pues, según lo relatado por los propios investigadores, se vincularía a descargas de orilla, mientras que el emisario descarga mar adentro (aproximadamente a 500 metros de la costa y fuera de la zona de protección del litoral)».

 

En tanto, el diputado Jorge Brito (RD) adelantó que oficiará al Ministerio y a la Superintendencia de Medio Ambiente con el objeto que se investigue y se establezcan responsabilidades al respecto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Cooperativa